[La Boa]

Languages: icone FR    icone ANG

Las diferentes observaciones llevadas entre 2012 y 2015 en el proyecto Wanamei  nos permitieron analizar los métodos y dispositivos utilizados por los mineros artesanales de la región de Madre de Dios para la extracción del oro.

En esta región, el oro aluvial está presente en forma de chispas de 40 a 450 micrones.

La extracción del oro aluvial consiste en extraer las chispas de oro de la arena aurífera. Los mineros utilizan varios tipos de métodos y dispositivos para extraer el oro.

El primer método consiste en succionar el material aurífero. Para hacer esto, se utiliza tres dispositivos principales:

  • La chupadera: es un dispositivo que erosiona el terreno con un chorro de agua. El material erosionado está succionado después con un tubo de succión.
  • La traca: es un dispositivo flotante puesto en las tierras inundadas. La extracción se hace con un tubo de succión en el material aurífero inundado.
  • La caranchera: es un dispositivo flotante puesto en las orillas del río. La extracción se hace con un tubo de succión en el material aurífero inundado.
image1 neb

Chupadera / Traca / Caranchera – © Edana

El segundo método de extracción es semi-industrial y consiste en utilizar máquinas mecanizadas pesadas para cargar material aurífero seco (excavadora, cargador frontal, etc.).

Todos estos métodos son muy peligrosos para los operadores:

  • El tubo de succión se obstruye y necesita que un operador se sumerge para liberar las piedras. El operador está sumergido de manera constante por aguas contaminadas por hidrocarburos/aceite y otros residuos.
  • Los operadores son expuestos al riesgo de desprendimientos de tierra, pudiendo encontrarse enterrados.
  • El ruido y las vibraciones provocados por los motores son muy importantes.

Estos métodos son también nocivos para el medio ambiente:

  • Arboles cortados o arrancados
  • Sitios de excavación de grande superficie porque no es posible excavar en profundidad
  • Polución importante de las aguas y de los suelos
  • Creación de aguas subterráneas
  • Generalmente, no existencia de prácticas para rehabilitar el sitio de extracción.
  • Erosión e inundación de los suelos generando la muerte de los árboles.

Además, estas máquinas son costosas para los pequeños mineros, no solo cuando compran la máquina, sino también cuando se malogra. Es difícil reparar este tipo de equipamiento localmente y encontrar piezas de repuesto, porque generalmente fueron diseñados y fabricados al extranjero.

Por eso, el equipo del proyecto y los grupos de trabajo Wanamei han trabajado en el mejoramiento de las técnicas de extracción y el diseño de un dispositivo para reemplazar/mejorar el sistema de succión actual.

Nuestras primeras ideas fueron dirigidas en el diseño de una “punta de excavación” (campana) para extraer el material en profundidad, con reducción de la erosión de los suelos. Pero este sistema no fue validado durante los ensayos realizados en el terreno con los mineros.

En este contexto, el equipo Wanamei propusó un trabajo sobre una mini-excavadora multifuncional permitiendo al mismo tiempo extraer el material aurífero, transportarle en la tolva y rehabilitar el sitio de extracción antes y después de la explotación (arboles, residuos de piedras). Los mineros validaron este concepto modular permitiendo no solo la extracción del oro sino también la rehabilitación de los suelos.

Este concepto global – llamado “La Boa”, referente a mitos locales sobre los ríos – se inscribe en una lógica de mejoramiento de las prácticas mineras, con el objetivo de reducir el impacto sanitario y ambiental de la actividad minera en la Amazonia peruana, siendo más rentable para los mineros.

Anuncios