El activador de mercurio

Languages: icone FR icone ANG

Para completar la retorta Anamei, que permite recuperar el 99% de mercurio y obtener un mercurio reutilizable, se fabricó un activador de mercurio para que los mineros puedan seguir utilizando su mercurio. El activador permite limpiar el mercurio dejándolo activo para nuevas utilizaciones.

De esta forma, se quiere crear una conciencia de preservación al hacer que los mineros reutilize su mercurio y no lo boté después de pocas utilizaciones.

Por otra parte, esto permite a los mineros ahorrar costos en la compra de mercurio, haciendo mas rentable aun la retorta Anamei.

DSC01320

A continuación encontrará esquemas explicando como realizar su propio activador de mercurio. Se trata de una reacción quimica que genera unos vapores de Clorina, por lo que se debe tener precauciones al usar este dispositivo. Asimismo, se debe siempre utilizar mascara cuando se utiliza, se debe también realizar esta operación en lugares específicos, como lugares de quemado que sean lejos de los lugares de vida.

Para fabricar el activador de mercurio, se necesita:

– la caja: se puede fabricar en material de madera con una impresora laser (en un Fablab por ejemplo). Planos de corte y grabado de la caja.

– un electrodo de carbono (se puede encontrar en las pilas)

– un clavo

– una batería 4.5V

– 2 cables para conectar los electrodos a la batería

– un recipiente agujereado

– una tapa y/o un sellador para que no haya fugas de mercurio

– sal de cocina

Para ensemblar el activador, se puede guiar del siguiente esquema :

schema3

Se debe poner una cucharada de sal en 0.25 litro de agua.

¡ Cuidado !

Lo más importante es que el clavo esté siempre sumergido o en en contacto con el mercurio. Sino, no se reactivará el mercurio.

Para ver si el mercurio está siendo reactivado, en el electrodo de carbono se debe aparecer pequeñas bulbujas de gas.

Si no aparecen bulbujas en el electrodo de carbono, verificar lo siguiente :

– que el clave esté bien en contacto/ sumergido en el mercurio

– bajar el electrodo de carbono un poco más en el agua (cuidarse que el carbono no toca el mercurio!)

Anuncios